24.02.2009

Columna DETAIL: la crisis como oportunidad

No deberíamos observar este año de crisis desde una perspectiva negativa. Aun cuando la cantidad de encargos y los ingresos no son los que eran, deberíamos cuidar aspectos básicos que aplazamos en otras circunstancias, como por ejemplo, la imagen de nuestro estudio.

Foto: aboutpixel.de


A cualquiera que abra un periódico o una revista estos días le resultará difícil escapar a las malas noticias: crisis financiera por un lado, malos pronósticos por otro? Es posible que esta información se base en datos reales; sin embargo, con muchas de estas noticias y previsiones tengo la sensación de que todo lo que tiene que ver con la “crisis” vende y, por tanto, se publica sin más.

Pero una cosa está clara: de poco sirve todo lo que continuamente se dice de la crisis, ya que apenas tenemos capacidad para cambiar algo. Como proveedores de servicios, vivimos de los encargos de nuestros clientes, en cuya cantidad y volumen no podemos influir, y todavía menos en tiempos de crisis; ¿o quizás sí podamos? No debemos pensar en este año de crisis sólo de forma negativa; pese a la caída de los pedidos y las ventas, ahora también se encuentra tiempo para volver a ocuparse por fin de las cosas básicas que se suelen aplazar en tiempos de agendas más apretadas, como, por ejemplo, la imagen propia de la empresa. Por tanto, la crisis puede también plantearse como una oportunidad, la oportunidad de dedicarse a mejorar el marketing empresarial.

He aquí algunos ejemplos:

En mi trabajo como diseñador de páginas web he podido comprobar, en muchos proyectos, la cantidad de tiempo que lleva a mis clientes, la mayoría de los cuales tienen pequeños y medianos estudios de arquitectura, elaborar y compilar los textos, planos y fotos que conformarán su sitio web. En algunos proyectos deben volver a redactarse las memorias descriptivas, o no se dispone aún de fotos lo suficientemente buenas. Raro es el caso en que se disponga de material de prensa profesional, como fotos con calidad de impresión, textos elaborados para prensa, etc.

Sólo quienes puedan dedicar el tiempo suficiente a elaborar estos importantes contenidos llegarán a conseguir un producto convincente en cuanto al contenido; en este caso, un sitio web.

Por descontado, lo mismo puede decirse de los demás elementos que contribuyen a crear una imagen óptima de la empresa. Quien se haya planteado el posicionamiento de su empresa como principio fundamental (palabras clave: grupos objetivo, especialización, ventaja competitiva...) está también en disposición de llevarlo a la práctica con éxito y presentarse correspondientemente de forma profesional en el mercado. Y el hecho de que para ello recurra a los servicios de expertos externos, como asesores de relaciones públicas o diseñadores, o adquiera los conocimientos necesarios internamente (véase abajo) es una cuestión secundaria; es mucho más importante que sea consciente de la necesidad de poseer una imagen óptima de cara al exterior y adopte las medidas necesarias para obtenerla. Y, ¿cuándo mejor que en 2009, “año de crisis”?

Recomendaciones: conocimientos de marketing para arquitectos

a) Seminarios: la mayoría de colegios de arquitectos ofrece excelentes seminarios de "marketing para arquitectos"; algunos, incluso, de "páginas web para empresas".

b) Documentación: el libro Der Neue Architekt (El nuevo arquitecto), publicado en 2008 por el profesor y asesor de relaciones públicas Frank Peter Jäger, trata de temas como: la organización de la empresa, la rentabilidad del estudio de arquitectos, la captación de clientes, las relaciones públicas e Internet para arquitectos.

Foto: aboutpixel.de


https://detail-cdn.s3.eu-central-1.amazonaws.com/media/catalog/product/2/3/23468_723_500_338.jpg?optimize=medium&bg-color=255,255,255&fit=bounds&height=582&width=437
Please enter your email address below to receive a password reset link.
Mandatory fields
or
Copyright © 2022 DETAIL. All rights reserved.